Buscar
  • Carlos Fernández Gaos

CON-FABULAR

El estruendo de una palabra a veces somete, agita, incomoda, inquieta, desconcierta, pero otras también conmueve, hace pensar, activa el ánimo, evoca e invoca. Lo estruendoso no se mide con el ruido o la violencia de lo que se habla, sino con las entrañas de quien escucha, y no pocas veces tiene forma de silencio.


Con-vencer no es lo mismo que con-mover. Lo primero hace de la palabra un arma, lo segundo arma una palabra. La palabra no es lo que se habla, sino lo que se reivindica y sostiene cuando se habla, aunque sea con silencio. La palabra es más poderosa cuando con-mueve que cuando con-vence.


“Fabulari”, raíz latina de “hablar”, no es más que una fábula, en cambio con-fabular es con-versar. Confabulemos pués.

23 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El OTRICIDIO: Una lectura psicoanalítica

5 de Marzo del 2016 Usamos la palabra otricidio para nombrar el asesinato del otro, del no-yo. Cuando matamos al otro, evitamos que nuestro mundo se derrumbe, dejamos nuestras ilusiones intactas y nue

“PENSAR AL OTRO, PENSAR EL PENSAMIENTO”

“El hombre no ha inventado un error más precioso ni una ilusión más sustancial que el yo”. E.M. Ciorán Otro, lo otro, un otro, la otredad siempre está implícita, soterrada, enmascarada, maquillada, pe

LA VIOLENCIA: EL NUEVO SILENCIO.

La violencia irrumpe nuestros sentidos. Ella desborda, lastima, todos nuestros aparatos de percepción. La patria duele en la piel supurante de angustia. Lo que vemos nos llena la boca de un "no puede

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now